viernes, 19 de mayo de 2017

MIEDO

Cada año, aproximadamente en esta fecha, me hago los exámenes de rigor: mamografía y ecotomografía mamaria.

Y, hace mucho tiempo, me prometí que después de lo que había pasado, no viviría con miedo. Pero, lógicamente, vuelvo a sentirlo durante estas fechas y una vez conocido el resultado de los exámenes, desaparece.
Recuerdo que lo experimenté con mucha fuerza hace diez años, cuando fui diagnosticada con Ca. de mamas y es muy difícil de explicar.
Creo que la palabra se queda corta. Sólo puedo decir, que era como un “aire frío” que bajaba desde mi cabeza a los pies y, a veces, agarrotaba todo mi cuerpo. 
Sentía que no tenía ningún control sobre lo que me estaba pasando. Que no podía escapar y que ignoraba si saldría con bien, más allá de la lucha que daría.
Por fortuna, era una emoción que como otras, iba y venía. También, tenía días lindos que compensaban esos difíciles momentos y que atesoraba como algo muy valioso.
 
Cuando estamos viviendo una situación límite, es natural sentir miedo. Sólo nos queda vivirlo, enfrentarlo y esforzarnos por quitarle poder cada día.
 
Con afecto, Sylvia.

lunes, 15 de mayo de 2017

LAZO ROSADO

 Quisiera compartir con Uds., la historia del Lazo Rosado...

Éste, es un símbolo internacional usado por personas, compañías y organizaciones que se comprometen a crear conciencia sobre el Ca. de mamas.
Su objetivo es concientizar sobre esta enfermedad en torno a la detección precoz, la cura y cuidados.


El primer Lazo Rosado fue introducido por la Fundación Susan G. Komen del Ca. de Mamas. En los años noventa, los activistas por la causa del SIDA lo usaron de inspiración por el impacto que podía generar un simbólico lazo rojo e iniciaron una campaña para que de esta forma, la gente pudiera apoyar esta causa.

Posteriormente, Alexandra Penney, editora en 1992 de la revista de salud para mujeres SELF, junto con la vicepresidenta de ESTÉE LAUDER, Evelyn Lauder, comenzaron con la idea de hacer lazos y obtener el apoyo del gigante farmacéutico para distribuirlos a través de sus tiendas en Nueva York.

No obstante, Charlotte Hayley, una mujer de 68 años sobreviviente del Ca. de seno, también había producido lazos representativos de color melocotón para incentivar al país y los legisladores de Estados Unidos.

Charlotte, después de discutir las oportunidades con Penny, Lauder y los abogados, decidieron ponerle un "nuevo color". El nuevo color de la cinta sería el rosa y se convertiría en un símbolo internacional de la conciencia del Ca. de mama.

Publicado: 29 Abril 2014.

Google+ Seguidores