sábado, 28 de noviembre de 2015

Teletón Chile 2015

Una vez más, nos unimos todos los chilenos para ayudar a los niños discapacitados de nuestro país, a través de la Teletón.
Y, una vez más, recuerdo a una joven paciente que fue mi compañera de sala en dos oportunidades: durante mi mastectomía y posterior reconstrucción mamaria.
En ese entonces, ella era una linda chica de veintidós años y mamá de una pequeña niña.
La primera vez que la vi, venía por una segunda opinión, debido a un tumor en una de sus piernas, que según la primera evaluación requería de una amputación a altura de la rodilla. 
No conforme con esto, llegó junto a sus padres desde provincia para conocer el diagnóstico de los médicos en el Instituto Nacional del Cáncer.
Esa vez, luego de mi alta, ella siguió asistida por el equipo médico y nos distanciamos. Pero, diez meses después, nos volvimos a encontrar: yo, para ser reconstruida y ella, lamentablemente, para ser amputada su pierna.
Así, durante una semana, estuvimos en camas contiguas, viviendo nuestros propios procesos y apoyándonos mutuamente.
Y, en una ironía del destino, yo ganaba algo y ella lo perdía. Fue difícil para ambas: estuve tres días en la UCI, debido a dos paros respiratorios en ciernes y ella, luchando para sobrellevar el impacto de la cirugía y sus efectos.
No volvimos a vernos, sin embargo, siempre recuerdo su valor y fortaleza, ya que su principal motivación era ver crecer a su hija. Por ello, estuvo dispuesta a enfrentar la discapacidad por un cáncer con decisión y valentía.
Cada vez que comienza una Teletón la recuerdo y espero que después de tantos años, se haya convertido en una mujer y madre plena. Feliz.

Con afecto, Carlota.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Estrés

Quisiera compartir con Uds., otro párrafo parcial correspondiente al libro "No te ahogues en un vaso de agua" del autor Richard Carlson, que habla del estrés:

Disminuye tu Tolerancia para el Estrés
"Da la impresión de que en nuestra sociedad hacemos las cosas al revés. Tendemos a admirar a las personas que se encuentran bajo un gran estrés, a las que pueden soportar grandes cargas de estrés, y a aquellas que se hayan bajo grandes presiones. Cuando alguien dice: "He trabajado realmente de firme" o "Estoy realmente estresado", se nos enseña a admirar e incluso a emular, el comportamiento de esa persona.
Por fortuna, en nuestro entorno emocional existe una ley inevitable que podría expresarse más o menos así: en cada momento, nuestro grado de estrés será exactamente el de nuestra tolerancia para el estrés. Si te fijas, verás que la gente que dice: "Yo puedo soportar muchísimo estrés", ¡siempre se encuentra bajo una gran tensión! Por lo general, hace falta alguna clase de crisis para despertar a una persona estresada y hacerle ver su locura: un cónyuge le abandona, surge un problema de salud, una adicción grave comienza a dominar su vida.
Lo que necesitas es detectar el estrés en una etapa temprana, antes de que se te escape de las manos. Cuando sientas que tu mente avanza demasiado aprisa, es momento de detenerse y recobrar la orientación. Cuando te encuentres con que no puedes cumplir con el programa que has establecido, es momento de aminorar la marcha y reconsiderar cuáles son las auténticas prioridades, en lugar de obstinarte en abarcarlo todo. Cuando sientes que pierdes el control y te resientes por todo lo que tienes que hacer, en lugar de remangarte y "ponerte a ello", una estrategia más eficaz es relajarte, respirar profundamente unas cuantas veces y salir a dar un corto paseo.
No hay ninguna necesidad de preocuparse por la posibilidad de que no logres hacerlo todo. Cuando tengas la mente despejada y en calma y la carga de estrés se vea reducida, serás más eficaz y disfrutarás más. Al reducir tu tolerancia al estrés, te encontrarás con que tienes menos estrés que soportar, así como más ideas creativas para aliviar el estrés que te quede".

Carlota

viernes, 13 de noviembre de 2015

Terrorismo en Francia

Hace algunos minutos, acabo de enterarme por la televisión de los ataques terroristas en Paris, Francia. Y, no puedo abstraerme de lo que está pasando, preguntándome cuál es el valor de la vida, hoy.

Después del atentado a las torres gemelas en 2001, comprendí con pavor que de ahí en adelante, todo sería posible. Sin embargo, siempre tuve la secreta esperanza que el mundo podría ser un lugar mejor.

Lamentablemente, esta noche el sin sentido de la violencia y el odio, ha cobrado nuevas víctimas inocentes; personas como ustedes o como yo. Creo que en estos momentos sentimientos como el miedo, la rabia, la impotencia y la tristeza nos son comunes.

Frente a esto, me pregunto: ¿Qué consecuencias traerá esta tragedia? ¿Qué futuro nos espera? ¿Tendremos paz algún día?

Mis sinceras condolencias y un abrazo afectuoso para el pueblo francés...

Carlota

miércoles, 4 de noviembre de 2015

¡No se relajen!

Se fue el mes de Octubre y con él, la campaña mundial de lucha contra el Ca. de mama. Sin embargo, esta enfermedad no descansa. Así es que mujeres de Chile y el mundo, no se relajen.

Háganse la mamografía anual, si corresponde, el autoexamen mensual y animen a otras para hacerlo.

Recuerden que este flagelo se está dando cada vez más en mujeres jóvenes y aproximadamente el 80% de los casos, corresponde a quienes no tienen antecedentes genéticos o familiares.

Aquí, encontrarán información, orientación y algunas recomendaciones. Pero, la última palabra la tienen los especialistas, al momento de resolver sus dudas o aprehensiones.

Nunca es tarde para comenzar y esto puede hacer una gran diferencia en sus vidas.

Un abrazo afectuoso, Carlota.

Google+ Seguidores