jueves, 22 de junio de 2017

AUMENTO DEL CA. DE MAMA EN MUJERES JÓVENES

En los últimos años, distintos estudios internacionales dan cuenta de un aumento en la prevalencia del Ca. de mama en mujeres de menos de 45 años. El retraso de la maternidad, los cambios en el tipo de dieta y una mayor exposición a las hormonas estarían entre las causas de este fenómeno, que obliga a mujeres jóvenes a enfrentarse a una serie de retos inesperados.

Una investigación liderada por la doctora Rebecca Johnson, directora del Programa Oncológico para Adolescentes y Adultos jóvenes del Hospital Infantil de Seattle en Estados Unidos, fue la primera en encender la señal de alerta en febrero pasado. El estudio indicaba que la prevalencia de cáncer de mama metastásico – o en “Etapa IV” – en mujeres de entre 25 y 39 años, había aumentado en las últimas décadas. Según el reporte publicado en el prestigioso Journal of the American Medical Asociation (JAMA), los casos de Ca. de mama metastásico en ese grupo etario pasaron de 275 por año, a mediados de los setenta, a 850 casos anuales en el último registro de 2009. Es decir, se  registró un aumento de dos por ciento anual. (…)

En Chile, aunque no existen estadísticas que reflejen un incremento del Ca. de mama en mujeres jóvenes, también hay cifras preocupantes. Esa patología constituye la primera causa de muerte por enfermedad oncológica en mujeres, y la mortalidad por esta causa ha ido en aumento en las últimas dos décadas.

Según datos del Ministerio de Salud, cada año se diagnostican aproximadamente 3.600 nuevos casos, con una tasa de incidencia de 39.1 mujeres por cada 100 mil habitantes. Las que tienen menos de 40 años representan sólo el 7% del total de mujeres con Ca. de mama, pero los médicos ya están reflexionando sobre la tendencia que se está dando a nivel mundial. (...)

Aquí, encontrarás el artículo completo:
FUENTE: Extracto Artículo "Por qué aumenta el cáncer de mama en mujeres jóvenes". www.elmercurio.cl Revista Ya, 10 de Junio de 2014.

FRAGILIDAD

Durante este mes, ha llovido en casi todo mi país... La nieve, las inundaciones y el frío han causado grandes estragos, afectando negativamente la existencia de muchísimas personas.
 
Especialmente, pienso en las familias que lo han perdido todo, en más de una oportunidad, debido a los constantes embates de nuestra naturaleza: aluviones, incendios forestales, terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.
 
Frente a todos estos sucesos, veo lo frágil que es la vida y en cómo puede cambiar por completo; sin aviso ni garantías.
 
La pérdida de un ser querido, un divorcio, el diagnóstico de una enfermedad o un despido laboral, son eventos que no consideramos y que sólo "les suceden a otros". Hasta que nos toca, dejándonos totalmente vulnerables y obligándonos a rehacernos.
 
Quizás hoy, nuestras vidas transcurren sin sobresaltos. Quizás, no. Sin embargo, no dejemos de agradecer por cada día concedido, ya que cada vez que amanece, también nace una nueva oportunidad.
 
Con afecto, Sylvia.

lunes, 12 de junio de 2017

SOBREVIVENCIA Y SECUELAS

Ya han pasado once años desde que tuve Ca. de mamas. Hoy, acudo a mis controles anuales con la fe de que estaré bien y luego, retomo mi vida. Sin embargo, ésta ya no es la misma desde entonces y he tenido que reinventarme muchísimas veces en el aspecto laboral. Porque quedan secuelas físicas y sicológicas, con las que quizás tenemos que lidiar para siempre.

Y, sabemos que esta enfermedad, impacta todos los ámbitos de nuestra existencia: social, económico, laboral, familiar y personal.

Aunque en Chile, la discriminación -en todas sus formas- es ilegal, seguramente, en mi país y en el mundo, muchas mujeres que sobreviven a este flagelo, pierden sus trabajos o no pueden retomarlos más. Como consecuencia de esto, deben hallar otras formas de ingreso menos remuneradas o en el peor de los casos, no están en condiciones de volver a trabajar; lo que termina afectando seriamente el sustento y calidad de vida de sus familias.

Aún así, existen excepciones en que las empresas, deciden apoyar laboralmente a las mujeres sobrevivientes, dándoles la oportunidad de retomar sus trabajos, entendiendo que habrán cambios.

En lo personal, creo que a la luz de las decidoras estadísticas existentes, no sería descabellado que los gobiernos de cada país, donde esta enfermedad es un tema nacional, presentaran proyectos de ley; orientados a la entrega de subsidios en dinero permanentes para paliar el impacto de estas secuelas, que muchas veces son muy sutiles, pero reales. Sobretodo, si el Ca. de mamas afecta a la mujer, que en su mayoría es el pilar, sustento y motor de su familia.
Publicado: 12 Abril 2015.

Ca. de Mama Masculino

Cáncer de Mama Masculino: La enfermedad que los hombres ignoran y que podría llevarlos a la muerte.

Hablar de cáncer de mama se asocia de inmediato al género femenino, desde estudios y tratamientos enfocados en ellas hasta el listón rosa utilizado en las campañas. Sin embargo, poco se habla de los casos masculinos, que representan el 1% del total. Aunque a simple vista parece una cifra baja, se traduce en varios miles de pacientes en el mundo.

Aunque puede aparecer a cualquier edad, generalmente la enfermedad es diagnosticada en hombres 10 años mayores que los casos femeninos, es decir, entre los 60 y 70 años de edad. La razón no sería una aparición más tardía, sino que los hombres simplemente no creen que puedan padecer este cáncer, según señala Tatiana Prowell, especialista del Departamento de Salud de Estados Unidos.

“Uno pensaría que, como tienen pechos más pequeños, los hombres notarían un bulto al instante, pero los hombres no esperan que un bulto sea cáncer, mientras que la mayoría de las mujeres que sienten uno, de inmediato suponen lo peor”, explica la oncóloga y científica.

En cifras, Estados Unidos registra cada año unos 2.200 hombres diagnosticados con Ca. de mama, de ellos poco más de 400 no logran sobrevivir, según datos del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU.

En Chile, las cifras del Ministerio de Salud indican que un 0,1% de las defunciones anuales por Ca. de mama corresponden a hombres. Es decir, entre 8 a 14 pacientes varones mueren cada año por esta enfermedad.

Pueden leer el artículo completo en la sección del Blog "Artículos de Interés".

Google+ Seguidores