jueves, 22 de junio de 2017

FRAGILIDAD

Durante este mes, ha llovido en casi todo mi país... La nieve, las inundaciones y el frío han causado grandes estragos, afectando negativamente la existencia de muchísimas personas.
 
Especialmente, pienso en las familias que lo han perdido todo, en más de una oportunidad, debido a los constantes embates de nuestra naturaleza: aluviones, incendios forestales, terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.
 
Frente a todos estos sucesos, veo lo frágil que es la vida y en cómo puede cambiar por completo; sin aviso ni garantías.
 
La pérdida de un ser querido, un divorcio, el diagnóstico de una enfermedad o un despido laboral, son eventos que no consideramos y que sólo "les suceden a otros". Hasta que nos toca, dejándonos totalmente vulnerables y obligándonos a rehacernos.
 
Quizás hoy, nuestras vidas transcurren sin sobresaltos. Quizás, no. Sin embargo, no dejemos de agradecer por cada día concedido, ya que cada vez que amanece, también nace una nueva oportunidad.
 
Con afecto, Sylvia.

Google+ Seguidores