viernes, 20 de noviembre de 2015

Estrés

Quisiera compartir con Uds., otro párrafo parcial correspondiente al libro "No te ahogues en un vaso de agua" del autor Richard Carlson, que habla del estrés:

Disminuye tu Tolerancia para el Estrés
"Da la impresión de que en nuestra sociedad hacemos las cosas al revés. Tendemos a admirar a las personas que se encuentran bajo un gran estrés, a las que pueden soportar grandes cargas de estrés, y a aquellas que se hayan bajo grandes presiones. Cuando alguien dice: "He trabajado realmente de firme" o "Estoy realmente estresado", se nos enseña a admirar e incluso a emular, el comportamiento de esa persona.
Por fortuna, en nuestro entorno emocional existe una ley inevitable que podría expresarse más o menos así: en cada momento, nuestro grado de estrés será exactamente el de nuestra tolerancia para el estrés. Si te fijas, verás que la gente que dice: "Yo puedo soportar muchísimo estrés", ¡siempre se encuentra bajo una gran tensión! Por lo general, hace falta alguna clase de crisis para despertar a una persona estresada y hacerle ver su locura: un cónyuge le abandona, surge un problema de salud, una adicción grave comienza a dominar su vida.
Lo que necesitas es detectar el estrés en una etapa temprana, antes de que se te escape de las manos. Cuando sientas que tu mente avanza demasiado aprisa, es momento de detenerse y recobrar la orientación. Cuando te encuentres con que no puedes cumplir con el programa que has establecido, es momento de aminorar la marcha y reconsiderar cuáles son las auténticas prioridades, en lugar de obstinarte en abarcarlo todo. Cuando sientes que pierdes el control y te resientes por todo lo que tienes que hacer, en lugar de remangarte y "ponerte a ello", una estrategia más eficaz es relajarte, respirar profundamente unas cuantas veces y salir a dar un corto paseo.
No hay ninguna necesidad de preocuparse por la posibilidad de que no logres hacerlo todo. Cuando tengas la mente despejada y en calma y la carga de estrés se vea reducida, serás más eficaz y disfrutarás más. Al reducir tu tolerancia al estrés, te encontrarás con que tienes menos estrés que soportar, así como más ideas creativas para aliviar el estrés que te quede".

Carlota

Google+ Seguidores