sábado, 19 de julio de 2014

Mi "Mea Culpa"

Ayer, Viernes 18 de Julio falleció un tío muy querido, que era como un hermano para mi mamá.
Si bien, estaba enfermo desde hacía algunos meses, se murió de un infarto y no de la enfermedad propiamente tal.
Era un señor muy querible y alegre. Parte de mi niñez y mis momentos felices. De joven, viajó por toda Sudamérica y escuchar sus historias o reír con él, alegraba la vida.
Irónicamente, iríamos a visitarlo este fin de semana y cuando llamamos a su casa para avisar de esta visita, tan sólo dos horas antes, se había desplomado en el baño para no volver a despertar.
Pude llamarlo y no lo hice... Tan solo 5 minutos de mi tiempo habrían bastado... Pudimos visitarlo y lo pospusimos... Una hora con él habría sido suficiente. Y creo que tendré que vivir con esto, al menos por un buen rato. Siento mucha pena, ya que no lo veré nunca más y con el tiempo olvidaré su voz.

Este Domingo finalmente iremos a visitarlo, pero para despedirlo...

No pospongan como yo, una visita o una llamada a un ser querido. Especialmente, si ha sido parte de sus buenos recuerdos y ya es mayor; porque en la realidad de cada día, no tenemos "todo el tiempo del mundo".

Con afecto, Carlota.

Google+ Seguidores