domingo, 11 de mayo de 2014

¿Por qué no?

Me gustaría hacerles la siguiente pregunta: ¿Podrían garantizar que no tendrán cáncer de mamas?... Quizás, la respuesta sea que no.
Porque como lo demuestran las estadísticas, es una enfermedad que da tanto a mujeres con historia familiar o herencia genética, como a aquellas que no tienen estos antecedentes. Y, éstas son la mayoría. Entonces, cabe preguntarse: ¿Por qué no? ¿Qué me hace tan especial como para eximirme de esta lamentable posibilidad?.
Además, es una enfermedad súper democrática y transversal, ya que no respeta condición social, educación, raza ni edad.
Y, como mencioné anteriormente, sus mejores aliados son el miedo y la falta de información. Pero, yo agregaría un tercero: sentir que “a mí no me va a pasar”. Y, a pesar de las campañas y los esfuerzos por concientizar al respecto, las mujeres posponen o simplemente ignoran lo que deben hacer.  Pues, mi experiencia me ha mostrado que sí nos pasa. Y, mucho.
Obviamente y con fortuna, miles de mujeres en el mundo no tendrán cáncer de seno. Y eso, es parte de las probabilidades.

Entonces  ¿Qué esperas para hacerte la mamografía? ¿Qué esperas para hacerte el autoexamen mamario cada mes? ¿Qué esperas para dejar la espera?

Con afecto, Carlota.

Google+ Seguidores